samnbk:

Ellen talks about Bic for Her, the pen made especially for women. <—- Imperdible. 

13 notas 

Mi cuerpo es es mi primer campo de lucha

Mi cuerpo es es mi primer campo de lucha

unolluvia ha dicho: ¿Por qué eres tan pinchi sexy?

No lo sé bebé, debe ser el #lesboterrorismo

1 nota 

biophilia0:

"La novelista canadiense Margaret Atwood una vez pregunto a un amigo por qué los hombres se sentían amenazados por las mujeres. Él respondió: “Tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos”. Después preguntó a un grupo de mujeres por qué se sentían amenazadas por los hombres. Ellas…

4 notas 

fuckyeahfeminists:

stoptellingwomentosmile:

Los Angeles, CA
7th & Mateo St
November 15, 2013

I met the artist when we were both on a panel about different ways to combat sexual violence, rape culture, sexism, etc. Her work and she are so awesome.

34 134 notas 

mujeresartistas:

Continuemos entonces con Suzanne Valadon, espíritu libre y caprichosa hasta la extravagancia, se le conocía por llevar consigo un manojo de zanahorias y tener una cabra para que «&#160;se comiera sus malos dibujos&#160;» en un estudio donde alimentaba a sus gatos con caviar los viernes. Empezó modelando para los grandes artistas del impresionismo hasta que Degas se fijó en las líneas vivas de sus dibujos y pinturas y la animó a continuar pintando.
(Este es un retrato que Henri Toulouse-Lautrec pintó de ella: La buveuse)

mujeresartistas:

Continuemos entonces con Suzanne Valadon, espíritu libre y caprichosa hasta la extravagancia, se le conocía por llevar consigo un manojo de zanahorias y tener una cabra para que « se comiera sus malos dibujos » en un estudio donde alimentaba a sus gatos con caviar los viernes.
Empezó modelando para los grandes artistas del impresionismo hasta que Degas se fijó en las líneas vivas de sus dibujos y pinturas y la animó a continuar pintando.

(Este es un retrato que Henri Toulouse-Lautrec pintó de ella: La buveuse)

12 notas 

La castilla para mí —además de ser femenina— es esa lengua española acogida y transformada por el uso indígena en la que el dominio indio la ha moldeado para permitir que aparezcan modismos y géneros invertidos —las temas, la problema— y sintaxis del tzotzil, tzeltal y otras de las lenguas locales. Es una delicia de lengua. En ella hay atisbos de simbología
mesoamericana, giros que expresan sus creencias, formas de apropiación de verbos y adjetivos que dejan —traslucir— aparecer, esos otros mundos de referencias cosmológicas y cosmogónicas.